Búsqueda personalizada

domingo, 28 de febrero de 2010

Puente Japonés - Claude Monet

En el capitulo Intercambio Cultural, perteneciente a la primera temporada de la serie, Bart realiza un viaje a Francia, como parte un intercambio estudiantil. Al llegar a Francia Bart es recogido en el aeropuerto por Huguolin, y ambos montados en una moto se dirigen hacia a la Chateau Maison, donde Bart permanecerá durante su estadía.


En el camino pasan por varios cuadros que representan el paisaje francés, el primero cuadro representa el “Puente Japonés” del pintor impresionista Claude-Oscar Monet.


El Impresionismo - del que ya hemos hablado antes en dos post sobre Joseph Turner- trata de reproducir las "impresiones" de colorido e iluminación percibidas de la naturaleza, al aire libre.




Cuando Monet tenía 43 años, en abril de 1883 compra una casa con jardín en Giverny - una localidad y comuna francesa situada en la región de Alta Normandía, convertido hoy en centro turístico y lugar de peregrinación para jóvenes artistas.

Ya instalado en Giverny "se consagró a diseñar con extremada pasión el jardín, que se convertiría en su fuente permanente de inspiración durante las últimas décadas de su vida", incluso solicitó permiso para desviar un afluente del río Epte para poder crear su estanque de nenúfares

Tanto la vegetación de los márgenes del agua como las plantas flotantes "fueron cuidadosamente elegidas por Monet en tonalidades frías y matizadas".

Monet, fue un gran amante de la cultura y arte japonés. y mandó construir en 1893 un Puente japonés, sobre el estanque de nenúfares, y del que al poco se enredó una tupida planta de glicinias.

El Puente Japonés, llego a ser una de sus fuentes de inspiración predilectas, siendo plasmando en diferentes versiones - durante cuarenta años, periodo en que Monet se fue quedando ciego -alguna de estas variantes han recibido nombres como "Estanque de nenúfares" (el nenúfar es una planta acuática) y "Estanque de Ninfas" en una clara equivocación al interpretar la palabra "nenúfar". O también llamada "Lago de Lily Pond".


Guillermo Solana, director artístico del Thyssen, recordó que cuando el maestro murió en en diciembre de 1926, "su pintura ya había pasado de moda". Monet llegó a ser calificado en el período de entreguerras como "un artista blando e incluso kitsch" (osea de mal gusto).


El redescubrimiento de Monet no se produce hasta mediados del siglo XX, cuando los jóvenes artistas del triunfante expresionismo abstracto americano comenzaron a contemplar sus obras con una nueva mirada. La materialidad de su pintura, su técnica “all-over”, sus pinceladas sueltas y sus formas desdibujadas fueron una auténtica revelación tanto para la joven generación de abstractos americanos como para los seguidores de los informalismos europeos.


Clip de Bart cruzando el Puente Japonés:

video

No hay comentarios: